Maritza Martínez, una epékeina formadora de principios y valores

Al observar su rostro cualquiera puede decir que se trata de un ser humano con mucha paciencia, transparencia, fraternidad y amor para compartir. Ella es Maritza Martínez, una voluntaria epékeina quien se ha convertido en formadora de principios y valores de nuestros niños en la sede de La Boyera.

Se unió a Funda Epékeina en octubre del año 2017, al concluir sus responsabilidades como educadora y administradora. El deseo de emplear el tiempo libre en alguna actividad que le llenara física y espiritualmente la llevó a sumarse como voluntaria en  la fundación, orientada por el Padre Honegger Molina.

De forma activa y responsable colabora en la logística y preparación de los desayunos sabatinos. Eventualmente dirige las oraciones o la formación religiosas que se imparte en cada encuentro. Sin embargo, lo que más le emociona es colaborar en la recolección, distribución y entrega de ropa, juguetes y libros a  los niños. “Observar sus caritas felices al recibir esos pequeños obsequios que entregamos con tanto amor me llenan de felicidad”, comenta. 

Como docente es de su agrado involucrarse en la enseñanza y formación de buenos ciudadanos. Se siente identificada  con la misión y trabajo de la fundación, debido a que cuenta con las herramientas para intervenir en cada historia y vivencia.  “Siento que puedo ayudarlos a ser personas de bien, ejemplo para la creación de una nueva sociedad”. Su preocupación por la poca enseñanza de principios, valores cristianos y cívicos, la motivan a esforzarse cada vez más para formar mejores personas en una nueva Venezuela.

Revisando algunos gratos recuerdos en su trayectoria, Maritza hizo especial mención a uno de sus cumpleaños que coincidió con un sábado de actividad con los niños. “Cuando llegué ellos vinieron corriendo a felicitarme y fue tanta su efusión y sus abrazos, que casi me tumban al piso. Es un recuerdo que guardo con amor porque es un regalo que no tiene precio”, expresó.

Nosotros estamos orgullosos y agradecidos con Maritza pues comparte su tiempo como mamá y abuela con nosotros. Estamos seguros que seguiremos escribiendo muchas otras historias con su incondicional apoyo.

Translate »
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram